marzo 22, 2009

Día del Consumidor


Entérese de sus derechos: 15 de Marzo, Día del Consumidor


El Día Mundial de los Derechos del Consumidor (también conocido simplemente como El Día del Consumidor) se celebró por primera vez el 15 de marzo de 1983, dos décadas después de que el presidente estadounidense John F. Kennedy introdujera el concepto de los derechos de los consumidores.


“Por definición, todos somos consumidores. Éste es el grupo económico más grande que afecta y es afectado por casi todas las decisiones económicas públicas y privadas.

Estas directrices dieron legitimidad a los derechos básicos de los consumidores:
1. - Derecho a la Información.

2.
- Derecho a Elegir
3.
- Derecho a no ser Discriminado
4.
- Derecho a la Protección
5.
- Derecho a la Educación
6.
- Derecho a la Seguridad y Calidad
7.
- Derecho a la Compensación
El Día Mundial de los Derechos del Consumidor Es una jornada para promover todos los derechos de los consumidores, para exigir que sus derechos sean respetados y protegidos y para protestar contra los abusos del mercado y las injusticias que los socavan.

El Día mundial de los derechos del consumidor, cobra una especial relevancia porque promueve la movilización de la ciudadanía a favor de sus derechos. En todo el mundo las organizaciones de consumidores elaboran materiales locales y logran la cobertura de los medios de comunicación por su trabajo realizado.

Para conmemorarlo, cada año Consumers International (CI) lanza una campaña que invita a la reflexión. En 2009 el objetivo es continuar con la campaña de detener la publicidad de la comida chatarra dirigida a los niños, un tema de especial importancia para nosotros, ya que México ocupa el segundo lugar mundial en obesidad infantil.

El tema de los niños como consumidores es relevante para la publicidad, debido a que son un sector importante de la población, (entre un 35% y un 40%); son mucho más persuasibles que los adultos, (hablando entre los 4 a los 12 años), ya que están en un desarrollo social, adoptando un proceso de modelaje, que consiste en la imitación social.


Por otro lado, son consumidores compulsivos, esto quiere decir que no piensan dos veces antes de comprar un producto o consumir algún servicio, también existe una influencia de grupo, donde el individuo (el niño) se deja influenciar por sus iguales.

CI y sus organizaciones miembros seguirán llevando a cabo una campaña en todo el mundo para detener la publicidad de comida chatarra dirigida a niños y a niñas.

•Cerca de 22 millones de niños/as en todo el mundo, por debajo de los cinco años, sufren sobrepeso u obesidad y debemos actuar para prevenir que esta epidemia infantil no se extienda aún más.

•Las dietas no saludables son la principal causa de enfermedades del corazón, diabetes y algunos cánceres, los cuales están en aumento especialmente en países de mediano o bajo ingreso.

•Las enfermedades prevenibles tienen un costo masivo en vidas humanas, el sustento de la gente y en los servicios de salud.


http://www.durangoaldia.com/?c=143&a=23956


---------------------------------------------------------------------------------------------------------
OPINION DE SUZI :D

Me parece importante mencionar esto del día del consumidor para hacer un llamado a las mentes de los pocos que lean este texto, el caso es que como bien se dice en la nota “todos somos consumidores” bajo este precepto debemos entender que a partir del siglo XVIII o de la entrada de la “modernidad” con al revolución industrial y el capitalismo como sistema económico para el mundo occidental, el SER se convirtió en pieza clave para el funcionamiento del sistema, surgiendo el sujeto social que por un lado es proletariado y por el otro en consumidor.

Esto combate el viejo mito que plantea que la élite es la UNICA que mueve la economía, ya que en realidad cada uno de los actores o clases sociales presentes en el sistema son piezas clave para que funcione correctamente.

Pero no quiero pretender explicar al mundo bajo el materialismo histórico de Marx ya que ni siquiera la entiendo bien y es un tanto complicado, además que me parece no es la única manera de explicación o de solución a nuestras vidas.

Pero al decir consumidores, nos vamos directamente sobre el materialismo, lo material, lo adquirible, lo que supuestamente decidimos comprar ¿es verdad que tenemos ese poder de elección? Me parece que no.

Las instituciones sociales (escuela, familia, religión, milicia, etc.) van creando a los sujetos ideales los cuales deben ser de tal o cual manera, es decir, nos crean modelos a seguir, etiquetas o arquetipos que nos marcan líneas para ser y darnos una supuesta identidad. Utilizando medios para que sean difundidos los miles de discursos que van destinados a la “domesticación” del cuerpo, es decir que nos ponen susceptibles a ser dóciles y obedientes bajo la invención de la libertad y la búsqueda insaciable de encontrar la verdad.

Es en nuestra vida diaria donde se ponen en practica estos procesos de educación, en la actualidad los medios de comunicación, la tecnología, el internet, la contaminación visual entre otros medios utilizados nos crean una realidad que se internaliza y se ejerce constantemente condicionándonos a ser-hacer contra el no ser-no hacer.

No dudo que los derechos que se mencionan en el artículo sean ejercidos, pero debemos cuestionarnos hasta que punto se pone en practica con una conciencia critica cuando “elegimos” tal o cual cosa. Existen miles de ejemplos que nos evidencian la magnitud de este control extraño, y no es que yo sea una paranoica y crea que nos vigilan, sino que todos tenemos bien aprendidito esto de ser obedientes y de adoptar posturas.

Constantemente caemos en eso de perseguir “lo último” o “lo más nuevo” que al cabo puedo comprarlo… (se supone que ahí esta nuestra libertad) pero, en realidad qué es lo que nos hace creer que necesitamos esos objetos, un IPOD por ejemplo, la mayoría quería tener uno cuando recién salieron, qué importa si no teníamos dinero la cuestión era adquirirlo para tener unos audífonos color blanco ¿porqué no comprar un reproductor de mp3 que esté al alcance real nuestro bolsillo y de la misma manera nos serviría para escuchar música?
El mercado funciona muy bien ya que hay par todos los gustos y va creando esas “necesidades” que básicamente se dirige al cuerpo y a la individualización, que a la vez homogeniza. Os hace no pensar, y quedarnos a gusto comprando las miles de cosas que no necesitamos, o nos deja enajenados en una cuenta de myspace como yo ahora.


Me parece que en realidad el poder de elección y los supuestos derechos de consumidor no deberían ser si tomas coca-cola o pepsi, ya que una sabe mejor que la otra, sino el ser críticos al pensar en una vida diferente sin que persigamos los ideales que televisa o las novelas nos enseñan desde niños…

NO MAS Consumidores RBD!
jaja

1 comentario:

grax dijo...

Hay cosas raras. Ahora ya se hace un "día de" lo más absurdo que podamos imaginar, es la moralina que busca controlar las conciencias. El día del consumidor, es darle una identidad de compradores a las personas. En todo caso se debería recordar la libertad para ser como quieras sin estar sujetos a las incidentes marcas que controlan el consumo masivo. No hay necesidad del "día de", simplemente con formar organizaciones de defensa de los derechos amplios de las personas. Por igual, el asunto del problema de la alimentación infantil, no se soluciona con el "día de".
Hay detrás una serie de situaciones que hacen que la infancia esté marcada por lo que se llevan a la boca. Según los expertos, lo que metemos o sacamos de la boca, tiene que ver con las emociones. ¡Qué les está faltando a los niños que necesitan cubrir con el exceso (obesidad) o la falta (anorexia y bulimia)! he ahí un cuello de botella. ¿Qué espacios de atención hay para los niños? ¿qué atienden, en caso de haber? ¿quién piensa en la infancia?
El comentario de Suzi me parece muy oportuno, recordar cómo se da el cruce de la invención del consumidor, que tiene que ver con el invento del público. Ese "ser", situación ontológica, de representación de sí, que divide el mundo laboral en trabajadores y propietarios desde tiempos remotos. El consumidor se permite un exceso de tiempo y dinero, otros el tiempo lo ocupan en trabajar dobles o triples jornadas, con poco tiempo para el ocio de la recreación. Claro, no hay productores sin consumidor, por eso se dan las crisis, no hay suficientes consumidores para el excedente de mercancías, entonces se inventan necesidades mediante los estudios de mercadotecnia para atrapar al incauto con ofertas por ejemplo.
Es siempre interesante entrarle al marxismo, aunque algunos lo consideren obsoleto, devela al capital, demuestra cómo es la "lógica" del sistema capitalista, la ganancia de una élites poseedores de los medios de producción (ahora debemos incluir los medios), mantiene en la enajenación del trabajo al trabajador que no se da cuenta de la posición que ocupa como clase social ni de la función que cumple. Así, no es posible lograr el cambio social ¿cómo se puede lograr? he ahí una de las importantísimas funciones del conocimiento para los que logramos estar en esto: facilitar una conciencia de sí como clase social y como persona en la enseñanza a las clses desposeídas.
Elegir es discriminar, tomar decisiones, ser consciente de eso. Algo que es importante decir es que no solo el conocimiento académico o científico nos da un buen criterio de selección. El sentido práctico, de millones de personas que incluso son analfabetas, poseen esa brújula para saber elegir, toman decisiones a diario, en la cotidianeidad el mundo en el que nos (des)constituimos.
Excelente párrafo Yantra, el de las instituciones sociales, que diseñan arquetipos sociales, domestican el cuerpo y, sin darnos cuenta. Esa figura del "no-hacer" de las sociedades contemporáneas se ven como inutilidad productiva, como si fuera ocio y eso es lo que menos se desea en el sistema capitalista. El régimen de productividad neoliberal, somete y controla en la productividad. No es mi postura estar en contra del "hacer", haciendo se aprende, sino cómo lo hacemos. El ocio es necesario para darle espacio a la imaginación. Sin ello, el conocimiento se convierte en archivo muerto o maquiladora. ¿Porqué no tenemos formada la necesidad de ensoñar? ¿de contemplar? ¿de inventar? en cambio, hay miles de personas preocupadas por el último celular con más funciones.
La imaginación al poder